Los ecuatorianos y el matrimonio igualitario La fiebre de la moral para cubrir lo realmente importante

Mientras los ecuatorianos se enfrascan en una discusión sin fin entre tradicionales y posmodernos, el Ecuador sufre una escalada de la violencia e inseguridad sin precedentes, una constitución violentada salvajemente, y un deterioro en los derechos de todos los ciudadanos.

No, no es casualidad que se desate este nuevo tema polémico del matrimonio igualitario (en realidad ya existía legalmente) justo ahora que las personas privadas de la libertad juegan con la cabeza de un ser humano y la crisis carcelaria es incontrolable pues la ministra de defensa no ha podido solucionar.

No, no es casualidad que estemos peleando por lo moralmente correcto, justo cuando el ministro de defensa anuncia la entrega del Patrimonio de la Humanidad llamadas Islas Galápagos que para él son un porta aviones natural…cuanta fauna y flora se pone en riesgo? Por qué no se toma en cuenta lo que dice la constitución aprobada por millones de ecuatorianos que prohíbe la instalación de bases militares extranjeras en territorio nacional. 

No, no es casualidad que justo ahora estemos peleándonos poniendo de por medio familia o religión, mientras la corrupción que salpica, mas bien dicho embarra al gobierno con INA y demás cuentas en paraísos fiscales.

No, no es casualidad que se desate este debate justo cuando el gobierno británico acaba de firmar el pedido de extradición de Julián Assange a Estados Unidos, contradiciendo totalmente la supuesta protección con la que el gobierno de Moreno entrego al periodista que ahora se enfrenta a cadena perpetua o pena de muerte que son legales en el país de las “libertades” una vez más somos vergüenza mundial.

No sirve de mucho que se otorguen derechos a algunos grupos, si los derechos de las grandes mayorías están siendo violentados. Esta discusión, es la perfecta cortina de humo para enfrascar a la sociedad ecuatoriana en un debate moral o ético de donde no salimos más…este tema, así como el aborto es un asunto atravesado por un bagaje cultural.

La cuestión es no caer en ese juego aupado por los medios corruptos porque mientras nosotros discutimos que es lo moralmente correcto el gobierno nos sigue hundiendo en la miseria con paquetazos, con un país violento, con un país sin soberanía…los problemas fuertes no son estos, los problemas fuertes requieren que todos como sociedad ecuatoriana estemos unidos para pelear contra el gobierno neoliberal que termina con nuestro sueño de tener una Patria digna altiva y soberana.

Por Veronica Paredes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *